Todo funcionó a la perfección este año en la excursión a Cerler/Benasque, desde el cambio a la estación de Cerler, las magnificas condiciones de la nieve y el tiempo, el Hotel Aneto (4*) que nos dispenso una magnifica acogida y cuyo personal nos trató estupendamente, los profesores de esqui, la Agencia Nova Esqui, los paseos por el pueblo para comprar chocolate con churros, el entusiasmo de los chicos por aprender, ….

Los chicos se lo pasaron en grande y aprendieron mucho y rápido, había que aprovechar el buen tiempo y las condiciones de la nieve. Esquiar es como montar en bici, lo aprendido se conserva aunque pasen muchos años...

Fue un placer ver como los chicos me saludaban por el Colegio la semana después de haber vuelto, ya que recordaban lo bien que se lo habían pasado. Todavía me queda por agregar unas cuantas fotos en este articulo.. o en otro que prepare Cristina Caro....